Saltar al contenido
guillermo rospigliosi

Oratoria ¿porqué es tan importante saber hablar en público?

La oratoria no es un don innato, aunque se puede nacer con más o menos facilidad para hablar en público. La oratoria es una habilidad que se aprende y que es muy útil a nivel profesional, da igual a que te dediques saber oratoria es siempre un valor añadido

Un reciente estudio de Adecco asegura que “Uno de los aspectos clave en el triunfo de un buen negocio es que los empleados sean buenos comunicadores. La oratoria es una herramienta clave para la negociación con los competidores, con los proveedores y hasta con los propios empleados de la empresa, así como para la persuasión de posibles clientes”.

En el ámbito laboral y profesional está claro que es una ventaja competitiva muy evidente. Quien sabe expresarse correctamente en público tiene muchas más posibilidades de ascender o de triunfar en su negocio que quien no sabe o no domina el arte de hablar en público.

A lo largo de mi vida profesional he tenido la oportunidad de comprobar en muchas ocasiones la importancia que tiene saber hablar en público, presentar y exponer ideas delante de un auditorio. He visto como personas muy válidas, excelentes profesionales tenían un verdadero problema cuando se ponían delante de público, sentían que se les venía el mundo encima y esto les traía consecuencias negativas en su carrera ya que en igualdad de condiciones siempre daban premios de ascensos, mayor responsabilidad, etc… a los que se desenvolvían bien en el arte de la oratoria y hablar en público

Creo que este es un mundo lleno de oportunidades, aunque cada vez es más competitivo y más complejo por lo que hay que estar más preparados que nunca para aprovecharlas ya que éstas pueden tardar mucho en volver a presentarse o no presentarse nunca más. Saber oratoria en nuestros días es oro puro ya que la gran mayoría de profesionales no se lo toman como una habilidad a desarrollar o no le dan el peso que tiene por lo que el campo de acción que tienes es enorme, realmente puedes destacar. A veces una presentación aparentemente sin importancia o rutinaria la puedes convertir en tu mejor carta de presentación y de esta manera distinguirte de los demás.

hablar en público

Warren Buffet y la oratoria

¿Sabes quién es Warren Buffet? Es uno de los hombres más ricos del mundo y gurú de las finanzas internacionales. En 1952 cuando tenía 22 años Warren Buffet se matriculó en un taller de oratoria de Dale Carnegie ya que tenía un miedo terrible a hablar en público. Buffet cuenta que tuvo que retirarse del curso la primera vez que lo intentó porque no pudo superar su miedo a hablar, incluso en el curso no era capaz de realizar las tareas que le proponían. Se volvió a matricular por segunda vez y esta vez si lo consiguió.

Warren Buffet

En su oficina no tiene colgado ni el título de grado de la Universidad de Nebraska, ni el título de máster de la Universidad de Columbia. El único título que luce con orgullo es su acreditación de haber terminado el curso de oratoria de Dale Carnegie. Todo esto lo cuenta el mismo en un documental de HBO.

En 2009 en la Universidad de Columbia, en Nueva York, en una conferencia explicó a los estudiantes de negocios cuál es la habilidad más valiosa que según su criterio deben aprender. Lo explicó así:

“Supongamos que quisieras aumentar en un 50% tu valor en el mercado laboral y tuvieras que aprender y practicar SÓLO UNA HABILIDAD extra a las que ya tienes. ¿Sabes en qué deberías invertir? Obviamente debe ser algo tuyo, de tu educación. Algo en lo que invertirás una sola vez en la vida, pero que te dará dividendos durante el resto de tu carrera profesional”

Buffet se puso misterioso y aumentó el interés de los alumnos:

“Ahora mismo, estoy dispuesto a pagar 100 mil dólares por el 10% de las futuras ganancias de cualquiera de ustedes que adquiera esta habilidad. Si están interesados, nos vemos después de clase”. Algunos estudiantes rieron.

Hizo una pausa, se puso serio y dijo:

“Verdaderamente, pueden aumentar su valor en un 50% sólo aprendiendo a hablar en público, a comunicar mejor. Si están dispuestos a hacerlo, nos vemos después de clases y les pagaré 100 mil dólares por ese 10% de sus futuras ganancias”.

Muchas veces la diferencia entre el éxito y el fracaso al hablar en público es cuestión de matices, de conocer y utilizar bien el lenguaje no verbal, de utilizar palabras que sean recibidas y entendidas por todo el público con el sentido que tú quieres expresarlas, de ser observador y saber el momento justo de dar un giro a la presentación que estás haciendo o de hacer un inicio poderoso que capte la atención de todos. Cuando adquieres las habilidades necesarias para poder hacer presentaciones y discursos que cautiven y las utilizas correctamente la calidad de tus presentaciones públicas mejora notablemente y cada vez te sentirás más cómodo delante de un auditorio.

Ser capaz de hacer una exposición bien hecha delante de público aumenta la autoestima de cualquiera y ganas en confianza y seguridad lo cual puede ser determinante por ejemplo a la hora de cerrar un negocio o de hacer una venta.

Dominar la oratoria es una habilidad que marca la diferencia:

  •  Habilidad para informar, persuadir y dirigir. Cuando dominas el arte de hablar en público te ven como un líder, como una persona a tener en cuenta. Esto es muy bueno tanto para hacer negocios como para ascender en una empresa
  •  Relevancia ante los demás. Definitivamente te da relevancia porque casi sin querer destacas
  •  Incrementa la capacidad de negociación. Al aumentar tu autoestima y la seguridad en ti mismo y al aprender a sintetizar y a organizar las ideas principales cuando vas a dar un discurso, ayuda mucho a la capacidad de negociación ya que aumenta tu conocimiento y experiencia en resumir ideas, ir al grano y exponerlas con seguridad y firmeza.
  •  Crecimiento profesional. Como consecuencia de todo lo mencionado anteriormente el crecimiento profesional es inevitable. Es indiferente a qué te dediques, si eres autónomo o trabajas en una empresa. Dominar el arte de hablar en público siempre implicará un crecimiento profesional.

Saber hablar en público es claramente un elemento diferenciador que hace destacar profesionalmente a quien lo domina y permite cerrar muchos negocios y ventas, además cuando decides aprender oratoria adquieres una habilidad que te saca de tu zona de confort.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *